viernes, 28 de agosto de 2009

Nuevo formato de la Champions: Cambios en la llave y la llave del negocio


En enero del 2007 el ex futbolista francés, Michel Platiní, reemplazó en la presidencia de la UEFA al sueco Lennart Johansson. Una de las propuestas que lo llevó a obtener el cargo fue la promesa de abrir la Champions League a más países, quitándole plazas a los equipos provenientes de las ligas más poderosas. Las aguas se dividieron entre los que preferían privilegiar el nivel y los que entendían que lo mejor era democratizar el juego. De todas maneras en su tercer año de gestión logró poner en práctica sus propuestas. (*1)

Los resultados del proyecto están en el menú del día. Antes entraban 16 equipos directo a la fase de grupos, ahora se pasó a 22. Además, se dividió la fase previa en dos: Ruta de los campeones y Ruta de los no campeones. La primera contará con cuatro rondas eliminatorias donde se irán integrando los campeones de los países ubicados entre los puestos 14º y 53º del ranking UEFA de federaciones, clasificando cinco equipos a la fase de grupos. La Ruta de los no campeones enfrentará a equipos de puestos de vanguardia de los países ubicados entre el 1º y 15º puesto. Hoy se puede ver al Unirea Urcizeni de Rumania entrando al grupo en forma directa, así como al Maccabi Haifa israelita y el Apoel chipriota por la Ruta de los campeones. (*2)



El diario catalán Sport habló de ideas democratizadoras y de igualdad (*3). Por otro lado, también es una gran oportunidad para extender las redes del mercado del fútbol, comandado por la televisión y la industria de la ropa deportiva, entre otras instituciones que se fortalecen día a día con la expansión del capitalismo. Los medios de comunicación masivos comenzaron a sobredimensionarse en el segundo cuarto del siglo veinte, y más aún después de la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos se transformó en potencia hegemónica con un fuerte desarrollo de la industria y la tecnología. Sociólogos norteamericanos fueron los primeros en estudiar estos medios de comunicación masivos que surgían, dando origen una particular visión como lo fue el funcionalismo. Estos sociólogos, en una primera etapa, aseguraban que los “mass media” ejercían inevitables efectos sobre la población, generando un estado de conciencia colectiva que beneficiaba el desarrollo del mercado y perpetuaba el dominio de las clases dirigentes, sin posibilidad de escape para el espectador. (*4) Varios años más tarde, desde otro lugar del mundo, la Escuela de Frankfurt afirmó que la televisión producía estímulos con el fin de organizar las multitudes según su lugar en el sistema de producción, siendo el grupo dominante el que introduce un sistema de valores que condicionan la conducta según la división social del trabajo (*5). Y así siguen y siguieron las ideas sobre el poder de los medios. Más allá del análisis en el campo teórico, es empíricamente constatable que hoy la comunicación es un pilar para el funcionamiento de la industria y el mercado, incluso las determina. El deporte sigue existiendo como tal, pero cada vez más mercantilizado, en vías de generar un espectáculo que genere la mayor ganancia posible para los medios, y un sistema entero que se apoya en ellos. El periodista argentino Ezequiel Fernández Moores dice que vivimos en tiempos donde la pobreza, la violencia y la información se convirtieron en show. ¿Cómo podría escaparse el deporte?, mucho menos el fútbol. (*6)

No tiene mucho sentido decir que Platiní es cómplice del sistema y de las clases dominantes. Pero la innovación, además de alentar el desarrollo del deporte más allá de los países hegemónicos, es una excelente oportunidad para abrir mercados no muy desarrollados o incluso cerrados. La constante multiplicación de mercados es una condición indispensable para este neo liberalismo, globalizado y transnacional.

El Sheriff Tiraspol de Moldavia quedó afuera a tan solo una serie de la fase de grupos, muy cerca estuvo de incursionar en la elite del fútbol europeo. El equipo perteneciente a la región de Transnistria se transformó en el primero de su país en participar de la Champions, todo gracias al nuevo formato. A pesar de participar en la liga moldava y de que en los organismos internacionales Transnistria figure como parte de Moldavia, sus habitantes no lo creen tan así. Desde que cayó la Unión Soviética que la región pretende independizarse de Moldavia, a tal modo que cuenta con un himno nacional propio, una constitución y control policial en la frontera. Mientras en el país prima la cultura rumana, en Transnistria la influencia es rusa, en especial soviética. En las calles de Tiraspol, su capital, aún pueden verse estatuas de Lenin, tanques del ejército soviético como monumentos y carteles que reproducen la hoz y el martillo. La región sufre de un control constante y un hermetismo tan contundente que forma una barrera en la comunicación con Europa, con Occidente. A su vez, no hay turistas en Transnistria, es casi imposible conseguir la visa para ingresar. Los pocos que lo lograron cuentan que sus calles son grises y oscuras, excepto por un punto que contrasta, que brilla. Éste es el estadio del Sheriff, una estructura futurística y lujosa emprendida por la empresa estatal que maneja el equipo. El fútbol es el único que logró cambiar una parte del paisaje. (*7)

De haber entrado en los grupos de la Champions, el Sheriff habría de recibir alguno de los grandes de Europa, seguido por sus fanáticos y una ola de periodistas, rompiendo con esas barreras que parecen inquebrantables para cualquier otra excusa. El fútbol tiene la llave que muchos no tienen. Esa llave maestra que permite el ingreso a cualquier recóndito del planeta, abriendo dos caminos paralelos a vecez, y otras no tanto: Por un lado va el inmejorable goce que puede producir el deporte más trascendente del planeta. Por el otro, van la televisión y las importantes firmas, fundamentales para reproducir una y otra vez un sistema que parece no parar de crecer. Caminos paralelos en algunos tramos, pero en otros totallmente perpendiculares.

Bibliografía:

*1= Blog de Axel Torres, periodista del diario Marca, 21/08/09, “Apología de la nueva Champions”, http://marcawas5.recoletos.es/blogs/Controlador?opcion=9&codPost=3491
*2= Página oficial de la UEFA,
http://es.uefa.com/competitions/ucl/standings/index.html
*3= Diario Sport del 13/11/2007, “Así será el nuevo formato de la Champions”, http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idioma=CAS&idnoticia_PK=458139&idseccio_PK=803
*4= Blanca Muñoz, “La formación de los procesos simbólicos comunicativos en la sociedad post industrial: las tradiciones investigadoras “, en “Cultura y Comunicación”, Barcelona, Editorial Barcanova. 1989
*5= Theodor Adorno, “Televisión y cultura de masas”, Editorial Lunaria, 2002.
*6= La Nación, 4/5/2007, “El deporte: ¿circo o templo?”, por Ezequiel Fernández Moores
*7= Blog de Axel Torres, “Champions League en Transnistria ?, 21/8/2009, http://app.marca.com/blogs/Controlador?opcion=9&codPost=3446

Foto: http://markgorman.wordpress.com/2008/05/

4 comentarios:

NoTe dijo...

Todo es un gran negocio. Como siempre.

Picoco dijo...

Antes de empezar a molestarte con mi polemica (ya me estoy haciendo habitue....) pregunto yo... ¿que tiene de malo todo esto?
¿acaso no es en beneficio de la copa?

Matias Mosquera dijo...

Antes que nada, disfruto mucho de su polémica, simplemente por que aprendo.

Pero esta vez creo que no la hay. El enfoque, yo mismo, creo que no solo es negativista sino que tambien rebuscado.

Pero una vez más es un trabajo para la facultad, y tenia que encontrar algún tema para polemizar y bueno, me gustó ese y traté de encontrarle la vuelta aunque fuera rebuscada.

Y si, yo creo que la idea es excelente y nada tiene de malo, por ahi se me desvió un poco tratando de encontrarle la pata floja al funcionamiento de algunas cosas, sistema que si existe como tal, soy fanatico de mirarlo con malos ojos, aunque como simple ejercicio.

Esteban dijo...

teoricamente, es mejor porque participan de más paises, pero... no se, para mi hasta que no pase un tiempo, no cambia...

Columnas de Curiosidades Históricas en Cosas Que Pasan (2010)

Alejandro Magno y su encuentro con el Yeti

Piratería, negocio de la aristocracia y gérmen del capitalismo

Platón, el formador del pensamiento occidental, el formador del pensamiento oligárquico

El Manco de Teodelina; las dicotomías entre el amateurismo y el profesionalismo

OurBlogTemplates.com 2008

Blogger Templates by OurBlogTemplates.com 2008